5 mitos sobre los antivirus

Todo el mundo quiere que sus ordenadores y dispositivos móviles funcionen bien, pero hay un montón de falsas creencias acerca de las amenazas que existen y la mejor manera de protegerse contra ellas. Aquí abordamos cinco grandes mitos de la seguridad informática y sus respectivas realidades.



1 Mito: Los virus solo afectan a Windows.

Realidad: los sistemas de Windows fueron, durante mucho tiempo, los sistemas dominantes en el mercado. Eso, a su vez, significaba que los atacantes pasaban la mayor parte de su tiempo diseñando virus para atacar a esas plataformas, con el fin de maximizar sus posibilidades de éxito. Pero a medida que Apple ha ganado fuerza tanto en el sector público como en el privado, los atacantes han intensificado sus ataques también contra estos productos. Y ahora, el malware para teléfonos móviles es su próxima meta, y una vez más se está dando prioridad a la plataforma dominante, Android, aunque también se dirigen a los dispositivos iOS. Eso significa que, tanto si tienes un ordenador o teléfono móvil de iOS, como de Windows, tener un programa antivirus potente es una necesidad.

2 Mito: Los errores de procedimiento o bajo rendimiento del equipo implican que tu ordenador tiene un virus.

Realidad: Mientras que esos signos, sin duda, pueden significar que tu ordenador tiene un virus, también pueden ser indicativo de un sistema con demasiados procesos en acción en segundo plano. Para los ordenadores, esto implica actualizar periódicamente el sistema mediante la eliminación de los programas que no usas, la actualización de los que sí usas, limpieza del navegador de Internet, y la desfragmentación del disco duro (PC) o ejecución de la función “Disk Utility” (Mac). Para dispositivos móviles, elimina las aplicaciones que no utilizas, y maximiza la duración de la batería mediante la restricción de las actualizaciones en los servicios de notificación y geolocalización de las aplicaciones donde estos servicios vienen ya configurados, pero que en realidad no son necesarios para su funcionamiento.

3 Mito: Puedes obtener toda la protección antivirus que necesitas de programas gratuitos descargados desde páginas web.

Realidad: Estos programas gratuitos ofrecen una protección básica, pero para protegerte contra los ataques de phishing que pueden robar tu información personal y financiera, necesitas un programa de seguridad para tu navegador de Internet. Y da igual qué programa de software decidas usar, sólo el sentido común y la precaución a la hora de navegar por Internet pueden evitar que seas víctima de fraudes y ataques directos de ingeniería social.

4 Mito:. Los virus los crean las empresas de antivirus.

Falso: Esta teoría de la conspiración puede estar impulsada por el hecho de que algunas empresas de seguridad crean virus para probar los límites de las plataformas de protección existentes, pero la realidad es que son los cibercriminales los que están creando los nuevos malware en un intento sin fin de ir un paso por delante de los programas antivirus, ya que tratan de robar datos sensibles y dinero de los usuarios.

5 Mito: Los virus pueden infectar a los humanos.

Realidad: hay quienes continúan argumentando que los virus informáticos pueden infectar a los humanos. Pero cualquiera que haya visto “Independence Day” sabe que es un hecho que los virus se escribieron para sabotear naves espaciales.