Un poco de oxígeno para Sony: vendió 6 millones de Playstation 4

En medio de una grave crisis, la empresa japonesa pudo celebrar el éxito de su consola a menos de cuatro meses de su salida al mercado.



La compañía japonesa preveía comercializar alrededor de cinco millones de unidades entre su fecha de lanzamiento, en noviembre pasado, y marzo de este año.

Los seis millones de unidades vendidas supera de este modo a su antecesora, la Playstation 3 (que en el mismo periodo comercializó 3,55 millones de unidades) y a sus competidoras directas Xbox One, que ha vendido cerca de 3,5 millones de aparatos, y Wii U, que va por los seis millones pero que fue lanzada un año antes.

También coloca a la consola en la exitosa senda de Playstation 2, que con 155 millones de unidades es la máquina de videojuegos más vendida de la historia.

Los usuarios nipones, que han sido los últimos en poder comprar la consola, han adquirido unas 370.000 unidades desde su salida a la venta el 22 de febrero pasado.

Playstation 4, diseñada para tener una mayor conectividad con redes sociales y teléfonos móviles, está disponible en 57 países de Norteamérica, Europa, Asia y América Latina.

Por otra parte, Sony informó que desde noviembre de 2013 se han vendido 13,7 millones de copias de videojuegos para su nueva consola, con títulos como Killzone Shadow Fall alcanzando la cifra de 2,1 millones comercializadas.

Las cifras son una buena noticia para la empresa.  Días atrás, su unidad de equipos electrónicos anunció que  que cerrará 20 de sus 31 tiendas minoristas en los Estados Unidos y eliminará 1.000 empleos. El recorte en su plantilla forma parte de una reducción anunciada previamente de 5.000 posiciones a nivel global, o poco más del 3% del personal de Sony para marzo de 2015.
La medida está incluida en una reorganización más amplia, que abarca la escisión de su división de televisores y la venta de su negocio de computadoras personales al grupo japonés Japan Industrial Partners.

La firma japonesa anunció estos planes en los primeros días de febrero, cuando confirmó rumores previos que sostenían que se desprendería de su unidad Vaio. En esa oportunidad, Sony afirmó que se concentraría "en su línea de productos móviles", como smartphones y tabletas, rubro que creció de forma sostenida durante los últimos años, en contraste con la caída en el mercado de computadoras.